Festival Jazzetania
11 Julio 22:00 h. Concierto

«CHEZ MARY LOU» · Homenaje a Mary Lou Williams [1910-1981]

Iglesia de Canfranc – Estación

PROGRAMA

Temas emblemáticos de Mary Lou Williams, tanto de creación propia como versionados para otros músicos de jazz, extraídos de trabajos discográficos como ROLL’EM, THE FIRST LADY OF THE PIANO, FROM THE HEART, ZONING y FREE SPIRITS.

INTÉRPRETES

LAURA SIMÓ QUARTET
LAURA SIMÓ, voz
FRANCESC CAPELLA, piano
GUILLERMO PRATS, contrabajo
DAVID SIMÓ, batería

NOTAS AL PROGRAMA

Mary Lou Williams, afroamericana, nació en Atlanta, Georgia, el 8 de mayo de 1910 y falleció en Durhan, Carolina del Norte, el 28 de mayo de 1981. En 2021 se cumplen, por lo tanto, 40 años de su muerte; es por ello que la hemos escogido como imagen de la XV edición del Festival Jazzetania. Fue una gran pianista, arreglista y compositora de jazz estadounidense que atravesó, a lo largo de su vida, múltiples estilos musicales, del swing al free jazz, pasando por el bebop.

Reconocida en su época como First Lady of the Piano, Mary Lou Williams decía que ella no pensaba demasiado en el hecho de ser mujer, que lo importante era pensar en la música. Esta manera de eludir el problema o, al menos, de pasar de puntillas por una cuestión tan espinosa, era típica de las mujeres que fueron pioneras en un campo tan tradicionalmente masculino y misógino como lo ha sido el jazz, prácticamente hasta nuestros días.

Mary Lou Williams fue una inmensa pianista y compositora de creatividad desbordante, con un talento musical fuera de lo común. Atravesó todos los estilos jazzísticos de su época, incluido el más innovador y rompedor, el free jazz.

Comenzó su carrera como pianista bajo el nombre de Mary Burleigh, en un grupo liderado por el saxofonista John Williams, con quien se casaría a los dieciséis años, adoptando definitivamente su apellido como nombre artístico. Ambos tocarían en la Big Band de Andy Kirk en 1929 y después, ya en solitario, Mary Lou sería la pianista y arreglista del grupo Twelve Clouds of Joy durante más de diez años, trabajando también como arreglista y compositora para músicos como Louis Armstrong y Benny Goodman. En 1942 forma una banda con su segundo marido, el trompetista Harold Baker, y realiza diversos trabajos para Duke Ellington.

Al finales de los años 40 empieza a firmar con su nombre algunas composiciones y grabaciones, aunque sigue trabajando como arreglista para otros músicos. De esta época data su interés por el bebop, que la lleva a trabajar con Dizzy Gillespie, Thelonious Monk y Bud Powell. 

Pero el ‘techo de cristal’ del jazz era muy difícil de romper en Estados Unidos, sobre todo en los años de postguerra. Como Dexter Gordon y otros músicos, Mary Lou emigró a Europa, donde encontró una vida mucho mejor como intérprete de jazz. El recibimiento fue tan cálido que un compromiso de nueve días se convirtió en una estancia de dos años, primero en Inglaterra y luego en Francia. Era tan reconocida en los clubs de jazz que inauguraron uno en su honor, cuyo nombre hemos escogido como título del concierto: Chez Mary Lou

De repente, experimenta una especie de iluminación mística que la lleva a apartarse de los escenarios durante un tiempo, en el que empieza a componer obras de carácter religioso y pone en marcha diversos proyectos benéficos y sociales. No reaparecerá hasta 1957, junto a Dizzy Gillespie, en el Festival de Newport. En los años 70 se interesa por el free jazz, tocando a dúo con Cecil Taylor.

Mary Lou Williams fue una inmensa pianista y compositora de creatividad desbordante, con un talento musical fuera de lo común. Atravesó todos los estilos jazzísticos de su época, incluido el más innovador y rompedor, el free jazz. No sólo creó sus propias composiciones, sino que realizó arreglos de insuperable calidad para sus colegas de sexo masculino, primeras espadas, todos ellos, del jazz del siglo XX.